Example of Category Blog layout (FAQs/General category)
tareas domésticas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Elisa Calvo Villanueva   
Jueves, 15 de Marzo de 2018 16:13

La desigualdad en las tareas domésticas

Una de las principales fuentes de discriminación de la mujer son las tareas domésticas. La sociedad y la tradición cargan sobre las mujeres este trabajo. No solo la limpieza de la casa, también la compra, el orden, el cuidado de los niños y de los ancianos, eso a pesar de las horas que se trabajan fuera.

Según El País, el 70% del tiempo dedicado a las tareas domésticas lo emplean las mujeres, dedicando 2.5 horas más al día que los hombres. Incluso le dedican más tiempo a las tareas domésticas si ellas trabajan y ellos no.

Muchas veces el peso de esta carga viene impuesto por la educación y no hay consciencia plena de ello, parece que es “lo natural”.

Para dar visibilidad a este problema, he elaborado una hoja de Excel, que recoge las tareas y que al poner una cruz de realizada te cuenta el tiempo que has empleado, para que la desigualdad (si la hubiera) tenga una constancia numérica.

  

Para mi caso en concreto, que no tengo descendencia, he recopidado todos los trabajos domésticos y les he asignado un valor en minitos. El programa los suma y lo pasa a horas semanales empeladas. Una captura de pantalla de cómo funciona es: 

tablaigualdad

Os dejo el enlace para que podáis descargarla y utilizarla si os gusta.

  

  TABLA DE LA IGUALDAD EN LAS TAREAS DOMÉSTICAS

  

Saludos a tod@s

Última actualización el Jueves, 15 de Marzo de 2018 17:11
 
Empleos e igualdad PDF Imprimir E-mail
Escrito por Elisa Calvo Villanueva   
Jueves, 15 de Marzo de 2018 10:42

Empleos e igualdad

No podemos negar que ha habido y que sigue habiendo profesiones mayoritariamente masculinas y otras femeninas.

Pero, ¿hasta qué punto es elección y hasta cuál es machismo? Reflexionemos

  • Muchas profesiones son mayoritariamente femeninas porque no requieren formación, cosa que a las mujeres les fue negada por años. Un ejemplo es limpiadora.
  • Por lo mismo, muchas profesiones son mayoritariamente masculinas, y las mujeres que hay son relativamente jóvenes. Un ejemplo es juez
  • La mente de las mujeres no funciona igual que la de los hombres, porque está estructurada de manera diferente, lo cual hace que las mujeres tengan una natural facilidad para los idiomas. Puedo decir por mi experiencia personal que el alumnado de las escuelas oficiales de idiomas es de 80% de mujeres.
  • Por la misma razón, los hombres tienen una facilidad natural para la visión espacial, lo que hace que se desenvuelvan mejor con planos, por lo que los topógrafos, por ejemplo, son mayoritariamente hombres.

Pero, qué sucede con los médicos, ingenieros, policías, pilotos, periodistas, políticos, investigadores, banqueros… ¿Porqué son mayoría hombres? No parece que haya ninguna razón que lo explique, si no es el techo de cristal.

Un caso especialmente sangrante es el de los escritores. Mientras más del 70% de los matriculados en las facultades de lengua y literatura son mujeres, los escritores publicados y reconocidos son hombres en el 70%. ¿Qué ha sido de esas mujeres?

Otro caso es el de cocineros. No hay cocineros malos. Son estrellas, o mujeres.

 
Publicidad PDF Imprimir E-mail
Escrito por Elisa Calvo Villanueva   
Jueves, 15 de Marzo de 2018 08:58

Publicidad e igualdad

Me han llamado la atención especialmente los anuncios de AXE. Si bien es cierto que ahora su tono se ha suavizado bastante, creo que todos recordamos con asombro (y un poquito de asco) esos anuncios emitidos en la tele en la que el hombre se pone el desodorante y un montón de mujeres ligeras de ropa lo empiezan a perseguir deseosas de sexo. Recuerdo especialmente uno (siento no haber podido encontrarlo) en la que el abuelo se ponía el desodorante del nieto, y una veinteañera en pantalones cortos se le aparecía en una pose más que sugerente, ofreciéndole sexo casi explícitamente.

axe-1

Los modelos masculinos, aunque cuidados, no son para nada unos Adonis, es decir, son guapetes, tirando a corrientes, para que todos los hombres se puedan sentir identificados.

Sin embargo, las chicas, son todas veinteañeras despampanantes, ligeritas de ropa, cuya presencia solo es para atracción sexual. No tienen diálogo, no tienen importancia, simplemente aparecen como víctimas de una necesidad irrefrenable de sexo con el protagonista masculino, al que ni siquiera conocen. Creo que esa es la definción estándar de MUJER COMO OBJETO.

Despreciable.

Última actualización el Jueves, 15 de Marzo de 2018 09:00
 
Estereotipos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Elisa Calvo Villanueva   
Miércoles, 14 de Marzo de 2018 16:38

ESTEREOTIPOS

Los estereotipos afectan a todos, no solo a mujeres o niñas. Mientras se inculca que las niñas no son capaces de hacer tareas físicas, que son asustadizas (miedosas) y que tienen instinto maternal, también se inculca a los niños que no pueden usar prendas rosas, que no les puede gustar las flores, jardinería, cocina, costura...

Necesitaríamos una legislación más fuerte y más responsable para aydar a acabar con estos estereotipos. No sirve de nada el trabajo en el aula si luego aparece como modelo de pasarela una niña de 15 años anunciando ropa interior en poses lascivas. 

Yo opino que la publicidad es un mal contra el que hay que luchar. La publicidad utiliza los prejuicios y los estereotipos de una manera muy cruel en beneficio propio. Está estuidado que los anuncios de jugetes para ambos sexos (por ejemplo en juegos de mesa para niños) tienen mayores ventas si ponen a un niño de líder en lugar de a  una niña, porque a los varones no les gusta que una niña vaya de líder, y fomentan este aspecto por su beneficio económico. Quién no se acuerda de un anuncio de un jueguete pegajoso con forma de bicho que el niño gracioso ponía a vista de la niña que salía gritando histérica. Penoso estereotipo que sufrimos durane las navidades. 

Sin duda, se debería legislar en publicidad, sobre todo la dirigida a menores y adolescentes.

Última actualización el Miércoles, 14 de Marzo de 2018 16:52
 
mi cuento PDF Imprimir E-mail
Escrito por Elisa Calvo Villanueva   
Miércoles, 14 de Marzo de 2018 08:19

MI CUENTO NO SEXISTA

   

Lidia, una niña de cinco años despierta y muy observadora, creía haber revelado un importante misterio para la Humanidad. Estaba convencida de haber descubierto el origen de los marcianos.

Dedicaba horas, en sus ratos libres, a estar en el campo con su abuelo y su abuela. Horas en las cuales observaba, muy atentamente, la naturaleza y todo cuanto sucedía a su alrededor, acurrucada bajo el viejo chopo de la tatarabuela Rufina. Pero de todo cuanto podía admirar, sin duda, lo que más le apasionaba eran las hormigas.

A la pequeña Lidia le inquietaba ver de qué manera aquellos minúsculos bichitos iban y venían, de un lado para otro, a lo largo del día. Su manera de actuar parecía demostrar que todas aquellas hormigas supiesen perfectamente a qué punto exacto de la casa o de la huerta de la tatarabuela Rufina debían dirigirse en cada momento y por qué motivo.

imagen3

Siempre que había pizcas de miga de pan en la cocina, las dichosas hormigas comenzaban a acudir desde el viejo chopo, situado a no menos de cien metros de la casa. Una vez allí, y organizadas en dos bloques perfectos de filas indias, se disponían para recoger los pequeños cuscurros de pan y volvían hasta la sombra del viejo chopo, bajo la cual se enterraban en su hormiguero, desapareciendo, como si no hubiesen estado allí jamás. ¿Cómo podían saber aquellos diminutos seres dónde se encontraba la cocina? ¿Y por qué parecían saber la hora exacta en la cual tendrían dispuestos siempre sus familiares los cuscurros o las miguitas de pan para llevárselas?, se preguntaba Lidia, atónita, cada vez que observaba el fenómeno. Con toda seguridad, aquellas hormigas debían de pertenecer a algún grupo o familia muy unida y avanzada. En ocasiones, desplegaba su gran lupa y hasta le parecía que reían entre ellas y llegaban a conversar.

Lidia había oído a los adultos, hombres y mujeres, hablar sobre todo aquello de las naves espaciales y seres extraterrestres…y poco a poco, todo parecía encajar. Observar a aquellas hormigas tan atentamente la había llevado al convencimiento absoluto de que aquellos extraños seres debían de tener algún sistema de control sobre nosotros. Un sistema, tan avanzado, que ni siquiera les hacía falta usar naves para visitarnos, haciéndolo a cuerpo descubierto y enfrentándose a grandes peligros, como la gran pisada del pie del abuelo Pipe.

imagen4

¡Ajá! ¡Os he descubierto! –Exclamó Lidia observando la boca del hormiguero.

Y la pequeña se echó la siesta aquella tarde, increíblemente feliz, bajo la sombra del viejo chopo de la tatarabuela Rufina.

Había dado con el secreto aqellos seres extraterrestres, había descubierto a la sociedad marciana…

  

Cuento adaptado del original, publicado en 

https://www.bosquedefantasias.com/recursos/cuentos-infantiles-cortos/cuento-expediente-hormiga

Última actualización el Miércoles, 14 de Marzo de 2018 08:42
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 Próximo > Fin >>

Página 1 de 5
 

Algunas de las imágenes que salen en este sitio han sido tomadas del Banco de imágenes y sonidos del isftic

Design by i-cons.ch / namibia-forum.ch